lunes, 6 de julio de 2015

PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES EN EL SECTOR AGRARIO

Aunque trabajar la tierra es una de las ocupaciones más antiguas que el hombre ha tenido, no puede decirse que la prevención de riesgos en este sector haya evolucionado como lo ha hecho en otras
actividades. Un sector de producción caracterizado por estar constituido por pequeñas y medianas empresas, con una elevada dispersión de los centros de trabajo, donde se desarrollan una gran diversidad de actividades con amplia variedad de tareas, donde la contratación es eventual y se realiza en muchas ocasiones con precipitación y urgencia debido a la temporalidad de los trabajos al tratarse de una producción estacional con acusadas puntas de producción, con contratos de corta duración caracterizados por la irregularidad en los tiempos de las jornadas y predominio de las operaciones penosas (consecuencia directa de la ejecución frecuente de trabajos manuales con intensa carga física y en posturas incómodas), hace del sector agrario un firme candidato a ser uno de los que mayor siniestralidad presenten.

A estas características del sector hay que añadirle: la escasa cultura preventiva de trabajadores y empresarios, el protagonismo del factor productivo sobre el preventivo, el empleo de equipos no adecuados o procedimientos de trabajo tradicionales que no siempre son seguros, el uso de maquinaria antigua y muchas veces obsoleta, que suele ser habitual el desconocimiento de la normativa aplicable, donde la mano de obra a la que se recurre destaca por ser temporal, que se emplea una elevada población laboral inmigrante, y que el resto está envejecida debido al éxodo que está sufriendo el mundo rural.

Analizados todos estos factores llegamos a la conclusión de que este sector debe ser especialmente atendido, y hay que saber adaptarse al mismo y a sus especiales características para conseguir una verdadera implantación de, al menos, los mínimos exigibles legalmente en materia de prevención de
riesgos laborales.

No obstante, y a pesar de las características del sector descritas, la forma de afrontar la Prevención de Riesgos Laborales no es muy distinta a la que se realiza en otros sectores, siendo el proceso Identificación de Peligros + Evaluación de Riesgos + adopción de las Medidas Preventivas necesarias para eliminar o reducir dichos riesgos, el eje sobre el que debe girar la Prevención de Riesgos  laborales en estas empresas.

Principales Riesgos y Medidas Preventivas: 

Para que existiese una adecuada gestión de la prevención de Riesgos Laborales, las empresas deberían contratar un Servicio de Prevención Ajeno que llevara a cabo la implantación de un Sistema de Gestión de Riesgos donde, entre otros:

- se analicen las tareas, procesos, equipos de trabajo y sustancias químicas utilizadas
- se identifiquen los peligros y se evalúen los riesgos - se determinen las Medidas Preventivas
necesarias para eliminar o reducir los riesgos evaluados
- se imparta formación e información específica a los trabajadores sobre los riesgos y medidas preventivas en sus puestos de trabajo 
- se establezcan las pautas de actuación en caso de emergencia 
- se realice la vigilancia de la salud de los trabajadores
- se asesore sobre los procedimientos de trabajo que se deben aplicar para realizar un trabajo seguro
- se defina la manera de realizar la Coordinación de Actividades Empresariales con otras empresas que concurran en los lugares de trabajo.

Fuente: Revista nº 5 Prevención Castilla y León. Autor: Jose Aurelio Fernández Villar. Técnico Superior PRL. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada